Lecturas conscientes del campo emocional colectivo — Rossana Bril

Lecturas conscientes del campo emocional colectivo

Las emociones nos mueven a tomar determinadas decisiones en la vida, a elegir caminos y a dejar otros. Hoy las podemos ver a flor de piel. A nivel colectivo también emergen porque estamos entrelazados en grupos y sistemas, desde la familia, los equipos de trabajo, hasta el país en el que vivimos. Formamos un campo emocional colectivo que puede ser influenciado por estímulos externos que no podemos desconocer si deseamos asesorar y acompañar a quienes nos necesitan como profesionales humanistas. En este artículo explicaré cómo lograr lecturas de esta dimensión y cómo nos habilitará a crear soluciones conscientes en tiempos de abrumadora información, contradicciones e incertidumbre. 

Conexión con el campo emocional colectivo

Las personas estamos conectadas. En su libro «La matriz divina» (2012) el científico Gregg Braden explica que existe un campo de energía que une a toda la creación. 

“Ese campo desempeña el papel de recipiente, de puente y de espejo para las creencias que tenemos dentro nuestro. Ese campo es holográfico y no local. Cada una de las partes está conectada con todas las demás, y cada parte refleja al todo a una escala menor. Nos comunicamos con este campo mediante el lenguaje de las emociones”.
Gregg Braden.

La ciencia ha comprobado que nuestros pensamientos, emociones y palabras moldean la realidad. Desde la física cuántica se enfatiza que la energía y sus campos están en la base de la experiencia humana. Consciente o inconscientemente formamos parte de cómo se hace esta dimensión. Imaginen las gotas de agua cuando caen a un estanque y las ondas que forman en su integración con el resto. Esto se llama entrelazamiento e interferencia. 

Desde 2020 comenzamos a experimentar emociones a través de las pantallas, pero el afuera no dejó de existir. Allí se hicieron fuertes los miedos a perder la salud o a quedarnos sin trabajo. En 2021 se sumó la desconfianza de grupos de personas que disentían con las medidas políticas, económicas y sanitarias. Luego surgió la ira de quienes sentían cercenadas sus libertades fundamentales y la separación de otras personas que opinaban diferente. Se dividió entre “responsables o irresponsables” y “buenos o malos”, un fenómeno no ajeno a la comunicación. 

El poder de la comunicación y el campo emocional colectivo

Hace poco vi con mis hijos adolescentes Detrás de las redes (2020), donde queda claro el rol que tienen las redes sociales y la comunicación dirigida a generar emociones individuales y colectivas. Mucho antes el escritor francés Sylvain Timsit había descrito 10 estrategias de la manipulación mediática masiva a través de los medios de comunicación, un decálogo que ha sido atribuido de forma errónea al lingüista Noam Chomsky, que también elaboró una serie de lineamientos sobre el control de la población.

Timsit hablaba de las herramientas que distraen a las personas de lo que verdaderamente importa. Si bien se refería a medios de comunicación previos a la era digital, hoy puede aplicarse a las redes sociales o plataformas de entretenimiento de mayor consumo que nos atraen con sus notificaciones en el teléfono celular. Repasemos algunas estrategias.

  • Distracción: Se basa en desviar la atención de los problemas o cuestiones de impacto real en la vida de las personas a través de la inundación de informaciones insignificantes que mantienen al público distraído. En el libro 21 lecciones para el SXXI (2018) Yuval Noah Harari escribió: “En un mundo inundado de información irrelevante la claridad es poder”. 
  • Crear problemas y traer seguidamente la solución: Se introducen riesgos para generar causar una reacción en el público. Por ejemplo, se deja intensificar la violencia urbana para que las personas demanden leyes más duras. Incluso lleva a que exijan la limitación de sus derechos con tal de salir de esa crisis. Un buen ejemplo son las medidas de seguridad en los barrios o edificios luego de algún robo. O los cambios de protocolo para viajar luego de los atentados a las Torres Gemelas.
  • Gradual: Aquí se trata de lograr la aceptación de una medida difícil aplicándola de forma lenta y progresiva. Ligado al anterior ejemplo, podría ser dar permiso a colocar cámaras en cada sitio donde estamos, incluso en nuestros dispositivos quedando totalmente vulnerados los derechos a la imagen, privacidad e intimidad. De esta manera naturalizamos ser fotografiados, filmados y mirados por personas desconocidas.
  • Sacrificio: Es una técnica basada en presentar una decisión impopular como necesaria para un mejor futuro.
  • Usar la emoción antes que la reflexión: Es una estrategia clásica para detener el análisis racional y el sentido crítico. En las emociones del 2020 y 2021 podemos identificar dos: el miedo y la culpa. 
  • Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad: Busca dificultar lo más posible el mensaje, confundir, instalar debates banales o poco cuidados para hacer inaccesible las discusiones sobre las decisiones que se toman enviando información confusa, contradictoria e incoherente.
  • Complacencia con la mediocridad: Ligado a lo anterior, refuerza la promoción de bajos estándares de intelectualidad convirtiendo a personas sin preparación para la tarea asignada en líderes.
  • Saber de las personas más que ellas mismas. La biología, la psicología y ahora los mecanismos de la era digital permiten tener información del comportamiento para anticiparlo y manipularlo. 

Lectura y beneficios para una abogacía evolutiva

Podemos identificar algunas técnicas y adherir o no con los postulados del autor. Lo que no es aconsejable es desconocer que el campo emocional colectivo es clave si queremos mejorar nuestras realidades y prácticas profesionales. Conocer de la posible manipulación nos ayuda a desarmar y rearmar tramas con el cliente en el abordaje del conflicto. Al hacerlo, podremos movernos en una coherencia individual y social, anclando más el poder personal y nuestro criterio.

Para alcanzar una lectura del campo emocional colectivo es preciso elegir qué tipo de abogacía deseamos encarnar. Si deseamos y podemos interpretarlo seremos abogados que investigan, cuestionan y dan a respuestas con un sentido crítico siguiendo las disposiciones del modelo o arquetipo del sabio, es decir, quien suele accionar desde el escepticismo y la cautela. Para un mayor desarrollo sobre este y otras configuraciones que habitan en el mundo de la justicia pueden leer este artículo

Saber leer la dimensión social es una herramienta clave para ayudar a las personas a despertar y salir de los lugares de injusticia, como por ejemplo, ser manipulados para hacer o no hacer algo. También nos habilita a crear desde el lenguaje energético una conexión con la compasión y la solidaridad. Es tiempo de aprender cómo hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

   MASTERCLASS GRATUITA  

Coaching Jurídico® Transformacional

Somos creadores de realidades. Es hora de transformar el ejercicio del derecho. Te invitamos a ver esta Masterclass, es un aporte a esa transformación colectiva hacia una justicia más humana, colaborativa y capaz. 

   NIVEL 1  

Coaching Jurídico® Transformacional

13 encuentros virtuales

2 sesiones de coaching individual

Duración: 3 meses

   NIVEL 2  

Coaching Jurídico® Transformacional

6 encuentros virtuales

Duración: 1 mes y 1/2

   TALLER ONDEMAND  

Abogar Emergente

Curso grabado (ondemand)

Duración: 13 clases

   MASTERCLASS GRATUITA  

Coaching Jurídico Transformacional

Completa el formulario con tus datos y vas a recibir en tu correo electrónico el acceso a la masterclass gratuita.