El abogado que el mundo necesita

El abogado que el mundo necesita

Probablemente tú y yo fuimos criados en un mundo más simple, más lento, más sereno. Y si bien era un mundo con muchas menos opciones, teníamos mucho más tiempo para meditar sobre cada una de ellas, para disfrutarlas, para aprovecharlas.

Pero nuestro mundo fue mutando vertiginosamente, y cada año, los eventos en nuestras vida se fueron desarrollando con mayor velocidad, multiplicándose, diversificándose, demandando reacciones más precisas y certeras, obligandonos a encontrar nuevas respuestas a nuevos problemas. El mundo en el que vivimos hoy es incierto, cambiante, volátil y ambiguo; tuvimos que hacer un gran esfuerzo de adaptación para no quedarnos atrás, para no quedar atados a viejas estructuras.

Lamentablemente nuestra profesión no pudo seguir el ritmo, nunca pudo soltar sus anclas, el mundo salió a correr y nuestra profesión quedó atrapada en sus leyes y tribunales. Cada año que pasó perdió fuerza, ligereza, capacidad de respuesta y mientras el mundo se hizo más ágil, nuestra profesión se hizo más lenta.

Hoy no tenemos respuesta para muchos de los problemas de nuestros clientes, somos parte de un sistema colapsado que tarda años en ofrecer una solución. Es hora de cambiar, es hora de que te prepares para una nueva forma de ejercer la abogacía.


El mundo necesita de un nuevo abogado

De la misma manera en la que fuimos moldeados por nuestras familias, fuimos moldeados por nuestra profesión. Desde el primer día que ingresamos a la facultad de derecho comenzamos a ser esculpidos por su entorno académico, por la rigidez de sus leyes, por su historia, por el carisma de ciertos profesores que llamaron nuestra atención. 

Este entorno utiliza nuestros anhelos de estudiar, de graduarnos y de realizarnos para transformarnos en el abogado que el sistema necesita para perpetuarse, no en el abogado que el mundo necesita.

Lamento decirte que somos hijos de una estructura obsoleta.Sé que no es una novedad esta declaración, sé que sentís la necesidad de un cambio en nuestra profesión. Pero primero debes dejar ciertas posturas atrás, iniciar este proceso demandará que te animes a salir de esa zona de confort que construiste durante años, debes replantearte seriamente la forma en que vienes ejerciendo la profesión.

Deberás empezar a encontrar soluciones en aquellas herramientas en las que antes descreías, soltar las ilusiones de honorarios, de regulaciones, de ganar como sea y a costa de lo que sea; deberás dejar de ver en el otro un enemigo. Si quieres un cambio, eres lo primero que debe cambiar, y comenzar a mirar a la negociación como un mecanismo de paz, de provecho real, capaz de alcanzar la satisfacción de todas las partes involucradas.

El nuevo abogado, un abogado con poder humano

Es cierto, venimos de una profesión dura, pero eso no significa que nosotros debamos ser duros también. En un mundo líquido, cambiante y lleno de desafíos es fundamental ganar flexibilidad, empecemos el viaje hacia una transformación consciente.

El primer cambio, el más profundo, es el que tienes que realizar en tu interior, ahí es donde empieza la transformación. Cierra los ojos y tomate el tiempo de estudiar tus fortalezas y debilidades, busca las trabas que te dan seguridad pero no te dejan crecer, destierra hábitos nocivos y crea nuevos saludables. 

Evaluarte y definir qué quieres cambiar, quién quieres ser, te permitirá desarrollar estructuras de pensamientos capaces de crear las habilidades necesarias para afrontar los desafíos que el mercado plantea hoy. 

Mirar adentro te va a permitir mirar afuera. Desarrollar tu propia mirada te permitirá confiar en tus criterios, en tu capacidad de análisis sobre cómo abordar situaciones conflictivas.

Ese posicionamiento, ese ángulo desde donde sólo tú puedes ver las cosas, desde donde sólo tú puedes ver el problema es único e irrepetible, ese será tu gran diferencial como profesional.

Ahora, no sólo bastará con entender y observar desde un espacio intelectual, para lograr mejores resultados deberás involucrarte desde un espacio emocional, empático y abierto.

Conectar con el problema, con las emociones humanas del conflicto te dará la dimensión real del trabajo que debes llevar a cabo, podrás identificar los verdaderos objetivos y alcanzar acuerdos que además de provecho traerán paz a todas las partes. Sumar entendimiento humano a tu mirada profesional te dará claridad.

Claridad para entender el hoy

Pensar nuevas soluciones con estructuras antiguas de pensamiento no es posible, no podrás conseguir nuevos resultados. Los problemas de hoy deben ser abordados desde el hoy, desde su propio contexto. Ampliar la mirada te permitirá entenderlos y reaccionar rápidamente, serás más ágil, encontrarás los beneficios que ofrece la tecnología, los nuevos espacios virtuales, flexibles, livianos, colaborativos. Al agilizar tu mente podrás agilizar tu profesión.

Construir un nuevo profesional, un profesional del hoy, un profesional más humano, te dará muchas ventajas pero no te servirán de nada si no logras construir un vínculo sano con tus clientes y con la sociedad. Vas a empoderarte con nuevas herramientas, con nuevas capacidades, pero para poder aplicarlas, para que tus clientes puedan recibirlas y aceptarlas deberás abandonar la soberbia y la arrogancia tan arraigada en tu versión anterior.

Como abogados debemos transformar esa imagen negativa que tiene la sociedad sobre nosotros. El abogado del hoy debe ganarse esa confianza perdida, debe recuperar la humildad como valor fundamental de su profesión para ser un camino hacia la sabiduría, hacia la resolución de conflictos en paz.

El poder de las habilidades blandas

Las habilidades blandas son aquellas que nos permiten relacionarnos con los demás, como verás, son la llave que nos va a permitir ingresar al hoy. 

La información dura, rígida y reglada es lo que ya tienes, es la herramienta que adquiriste en tu formación formal y en tus años ejerciendo la profesión, hoy necesitas desarrollar la empatía, la resiliencia, la versatilidad, la creatividad, la humildad, la honestidad; necesitas ser más humano, más cercano.

Si estás en mi página es porque sabés muy bien que a eso me dedico, desarrollar estas habilidades transformó mi profesión y mi vida, hoy me gustaría guiarte para que puedas cambiar la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

   MASTERCLASS GRATUITA  

Coaching Jurídico® Transformacional

Somos creadores de realidades. Es hora de transformar el ejercicio del derecho. Te invitamos a ver esta Masterclass, es un aporte a esa transformación colectiva hacia una justicia más humana, colaborativa y capaz. 

   NIVEL 1  

Coaching Jurídico® Transformacional

13 encuentros virtuales

2 sesiones de coaching individual

Duración: 3 meses

   NIVEL 2  

Coaching Jurídico® Transformacional

6 encuentros virtuales

Duración: 1 mes y 1/2

   TALLER ONDEMAND  

Abogar Emergente

Curso grabado (ondemand)

Duración: 13 clases

   MASTERCLASS GRATUITA  

Coaching Jurídico Transformacional

Completa el formulario con tus datos y vas a recibir en tu correo electrónico el acceso a la masterclass gratuita.